martes, 31 de agosto de 2010

Darling, you are always late




Si hay algo que me define con claridad es que siempre llego tarde a las cosas esenciales de la vida. Todas las niñas empiezan a hablar al año, yo a los tres. Todo el mundo entiende por que va al colegio a partir de los 4, yo no me enteré hasta los 10. La gente se saca el carnet de conducir a las 18. Yo me lo saco a los 37. Las mujeres más o menos comienzan a pensar en tener una familia a los 29, yo a los 35 y ranqueo hasta los 37. Omitiré otros detalles, que los dejo para mi intimidad y la de los míos por pudor, dignidad y verguenza principalmente.

En cualquier caso, siempre tengo esa impresión de llegar tarde a todas partes, especialmente a los capítulos importantes de la vida. Me entretengo en un montón de cosas por el camino y luego siempre tengo que coger el último tren rápidamente, para no quedarme atrás cuando otros ya han cogido el suyo, tres trenes antes.

Dice mi amiga Kitty que las personas tenemos diferentes músicas y ritmos. Yo no se cual debe ser la mía, pero intuyo que empieza justo cuando la musica toma su recta final para hacer el CHIN PUN.

2 comentarios:

barbarella dijo...

Querida Amelie lo tuyo va a ser definitivamente un problema con la Renfe. Los trenes tienen que ser mas largos, con mas vagones para que las que vayamos rezagadas podamos cogerlos. Ya sabes, siempre hay que coger el tren aunq sea a ritmo de las muñecas de famosa ¿recuerdas?
Bss

Blogger dijo...

Tu eres un jazz, lento pero divertido y siempre!
Mira, hoy me levantè bien.

Blogger

(Por mi blog: CARLA BRUNI me gusta pero me gusta más ser malo)